Bogotá 2.0

Imagen

A veces, viendo los problemas que aquejan a Bogotá, me digo: deberíamos dejar lo que ya está como está, y abandonarlo. Buscarnos una extensión de terreno en la sabana y empezar de nuevo. Pero antes de empezar a poner el primer ladrillo, decidir cómo deben ser las autopistas, las avenidas, las calles principales y secundarias…, pero primero, cavar por donde deberá pasar el metro…, pero antes que eso, saber cómo llevar agua, luz, alcantarillado, recolección de basuras…, pero antes, garantizar que todos van a pagar lo justo por su viviend…, pero desde el principio decidir dónde quedarán los colegios, las universidades, los jardines infantiles, los cinemas, los teatros…, pero sin dejar de lado el lugar para los parques, los conciertos, los abraza-árboles…, pero sin olvidar a los ciclistas, a los ancianos, a los músicos callejeros…, pero respetando a los budistas, a los grafiteros, a los…, pero garantizando que cualquiera puede usar su teléfono en la calle, o pueda ponerse una camiseta de su equipo favorito…, pero…, pero… Caigo en la realidad de una manera estrepitosa. Es difícil pensar en todo y en todos cuando se piensa en grande. De pronto el proyecto de Bogotá 2.0 está lejos, pero tal vez no se trate de pensar en todos, con solo pensar en el que se tiene al lado, y saber que tiene que llegar a tiempo —como uno—, o que tiene un hijo enfermo —como otros—, o el dinero le apremia —como a muchos—, y al verlo, al tratarlo, sea necesario ver en él a todos, a uno.

Alejandro Benito (cc by-nc-nd)

[A la memoria de Guillermo Raúl Asprilla]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .